miradas-y-caricias7miradas-y-caricias3miradas-y-caricias2lios-de-besos7lios-de-besos6lios-de-besos5

COMPLICES DE BESO

45€

Por todos sus besos, por todos los tuyos,

por sus complicidades y las tuyas…

No quieres que recuerde cuanto os quereis?

Ponle tu corazón en la muñeca!!

Sabemos que un beso es el acto de tocar algo con los labios, generalmente a otra persona…

Existe la creencia de que el alma se expresa a través del aliento vital, y que un beso en la boca promueve la comunión de dos almas…

Conviene saber que todo contacto de esa índole lleva de 70 a 150 los latidos por minuto del corazón…

Cuando existe complicidad, no hacen falta muchas cosas para conseguirlo todo…

1 en stock

Categoría:

Descripción del producto

Las pulseras están realizadas en cordón de cuero, con cierre de piedra natural.

Las piedras del cierre son Piedra de luna*.Los corazones están modelados y fundidos a la cera perdida, en Plata de Ley.

Hemos modelado 10 corazones y los hemos fundido en plata. Sólo 10!!

Ninguno es igual que el otro, como los nuestros, pero todos protegen lo que el corazón envuelve.

Llevan nudos de amor, nudos de ternura, líos de besos, de caricias, de recuerdos…

Estan tramados con pasión, con besos y caricias, con miradas de amor y sonrisas, con recuerdos…

Parecen remiendos, hechos con pedazos de complicidad, luz de luna y todos los sentidos…

Los hemos hecho bordando a mano lo que el corazón envuelve…

Son las conexiones del corazón!!

La *Piedra de Luna (feldespato con resplandor), es semitraslucida y si la mueves cuando le da la luz, produce unos misteriosos reflejos azulados, muy parecidos a los rayos de la luna, llamados adularescencia.

En la antigüedad se creía que se formaba con rayos de luna, y que variaba su aspecto con cada fase lunar. Se dice que en luna nueva inicia ciclos de buena energía, en cuarto creciente se acentúan sus propiedades, y en luna llena alcanza su máximo poder. En muchos países se piensa que trae suerte a su portador.

Como debemos conservar y mantener las piezas?

Para alargar la vida de las piezas y no alterar su apariencia, debemos evitar el contacto directo con colonias, perfumes, lacas, cremas, aceites, etc

En caso necesario, lavar con agua jabonosa y secar cuidadosamente con un paño suave.

Evitar golpes y caídas que podrían dañar y quebrar las piedras.

Para limpiar la plata, lo habitual para plata.

Para el cordón de cuero,  el tratamiento habitual para cuero.